Cómo y por qué iniciamos CleverBrain

Ya cumplidos los 11 años de feliz matrimonio y con dos hijas maravillosas, el matrimonio Cabezas-Villalobos corría serio peligro de seguir marcando el paso, con una situación relativamente cómoda y sin mayores sobresaltos. Pero a medida que los hijos van creciendo uno se va (o debería) interiorizando poco a poco en los procesos educativos a los que los niños y jóvenes son sometidos y nos dimos cuenta que no es un futuro muy auspicioso. 

Mientras que gran parte del mundo está utilizando las tecnologías en directa relación con la educación y formación (Diferencia entre educación y formación) de los más jóvenes, en Chile nos estamos quedando atrás y es un fenómeno que se hace cada vez más evidente. 

El temor a que nuestras hijas fueran presas de esta situación llena de anacronismo e injusticias, sumado a la falta de participación y nulo reconocimiento de las capacidades de las mujeres (exactamente iguales a las de los hombres) nos llevó a plantearnos «hacer algo»…incluso nos planteamos irnos a otro país, Canadá en específico, ya que contábamos con personas que nos podían recibir y orientar a la llegada a ése país (que tiene una excelente educación, dicho sea de paso). 

¿Cómo le vamos a heredar ésta educación a nuestras hijas? ¿Cómo las vamos a dejar crecer en éste Chile? 

Éstas preguntas fueron abriendo paso a otras más complejas y fueron mutando hasta llegar a la certeza de que teníamos que hacer algo YA! algo concreto!

Fue así como comenzamos a investigar sobre las falencias de nuestro sistema educativo con respecto a los TICs, experiencias en otros países con respecto a las tecnologías en la educación, aprendimos sobre los múltiples beneficios de la programación (como el desarrollo del pensamiento lateral, habilidades sociales y aumento en la concentración entre muchos otros), fuimos a seminarios, talleres, cursos, nos asesoramos con psicólogos, pedagogos e ingenieros,  conocimos a uno de los creadores del lenguaje de programación en bloques SCRATCH, Andrew Sliwinski del MIT Media Lab, Estados Unidos en la conferencia Scratch al Sur de 2017, entre otros.

Decidimos escuchar a nuestro ADN, es decir, reconocimos que, en el fondo lo que más nos gusta y apasiona es la tecnología por un lado y la educación por otro. Tratar de mejorar el mundo en el que vivimos…y que mejor manera de hacerlo que partiendo por casa. Es así como dejamos trabajos, otros compromisos y nos lanzamos de lleno en ésta aventura. Fué una decisión difícil, pero con cada día que pasa estamos más seguros de que éste es el camino correcto.

Le presentamos nuestro proyecto a la Universidad Federico Santa María y se mostraron gratamente sorprendidos, brindándonos todo su apoyo. Participamos de la Feria de Software de dicha institución en su versión XXV. Comenzamos con diversos pilotos en colegios de la Quinta Región, inauguramos con mucho orgullo y expectativas nuestro primer taller de Informática Creativa en Viña del Mar y después seguimos con jornadas de Informática Creativa en Viña del Mar y Valparaíso.

Mucha gente nos ha dicho que estamos «perdiendo plata» por que no hemos hecho un taller de robótica (grito y plata), pero la verdad es que así como hemos tardado un año en desarrollar un taller serio, que tenga un real impacto en la educación de nuestros niños y jóvenes logrando entregar la mayoría de los beneficios que aporta la Informática Creativa y, por consiguiente, trascendiendo más allá, también queremos desarrollar un taller de robótica que trascienda, que entregue conocimientos y competencias sólidas y aplicables todos los días de las vidas de nuestras futuras generaciones. Creémos que no aportaríamos de la manera en la que queremos hacerlo si nos dejamos llevar por la moda y el efectismo de «armar un robot, prenderlo y tomarse la foto para facebook», nosotros vamos por otro lado.  

¿En que estamos ahora?

En este momento estamos cerrando alianzas con directores de Establecimientos Educacionales de la Quinta Región, con el área de Educación de la Corporación Municipal Valparaíso y elaborando nuevos talleres para Pre-Escolares y Enseñanza Media además de impartir nuestros Talleres de Programación para particulares en Valparaíso, Viña del Mar y Villa Alemana.